Preparemos hoy para comer: PATATAS IMPERIALES

papas imperialesPreparemos hoy un rico plato, sencillo, con ingredientes que siempre tenemos en casa, y de un sabor inigualable.

PATATAS IMPREIRALES:

Ingredientes para cuatro personas.-
Cuatro patatas medianas.
Una cebolla mediana, tirando a grande. (No importa que sea grande…mucho mejor, si os gusta la cebolla frita)
Dos pimientos verdes, más bien grandecitos.
Un pimiento rojo.
Un vaso de aceite de oliva.
Medio vasito de vinagre (de Jerez)
Tres huevos (opcional)
Sal y pimienta. (También opcional la especia)

PREPARACIÓN: Tiempo: 15’ aproximadamente. (sin sumar lo que se tarda en preparar los ingredientes, claro. Pelar, cortar, lavar los pimientos, etc…)

Se pelan y se cortan las patatas, mientras se calienta el aceite (si utilizas freidora) En caso de freírlas en la sartén, una vez estén cortadas y sazonadas las patatas, es cuando se pone el aceite a calentar. Usar el mismo aceite donde se han frito las patatas, para la cebolla con los pimientos, en este último caso.
Las patatas se cortan en rodajas gordas, y luego se les da un corte transversal a dichas rodajas (si son muy grandes, dos cortes) Tener en cuenta que, cuanto más gorditas sean, mejor se pochan y cogen luego el sabor.
Una vez fritas se apartan y se tapan.

Se corta la cebolla en gajos. Bastante gruesos. Los pimientos, se cortan en tiras, y luego un solo corte por la mitad de éstas. También grandes.
Se ponen en el aceite, todo junto. Luego que hayan tomado temperatura, y ya, se vea la cebolla un poquito transparente (tres-cuatro minutos) se tapa. De esta forma, no se freirán, sino se pocharán, que es lo que queremos.
Se mantiene así durante unos cinto minutos. Una vez que lo destapemos, y veamos que todo está ya, muy blandito, se le añade el vinagre y la sal. Si se quiere dar un puntito, también se le puede añadir pimienta negra molida.
Otra vez tapado, durante unos tres minutos. Luego, se destapa y se deja evaporar el vinagre, que ya ha dejado su sabor.
Un par de minutos, bastará para que esté todo en su punto. Se vuelcan encima de las patatas, y se deja un par de minutitos –sin dejar que se enfríen- para que las patatas tomen todo el sabor del sofrito.
(Usar siempre el ojo. Nunca fiarse de los tiempos que se han marcado aquí, al pie de la letra, pues el ojo es el que trabaja. No en vano, es el que te indica como te quieres comer las cosas. Aparte, que, dependiendo de muchas circunstancias, el aceite puede tardar en calentarse, más o menos, y puede variar el punto de cochura de los alimentos)

El tema de los huevos, ya comentamos que era opcional. Pues se puede elaborar esto como un plato de entrante; un plato para comer, y/o, guarnición para carnes a la brasa, plancha, o fritas.
Se rompen los huevos en el aceite, y, cuando la clara comience a ponerse blanca…(comience)…se revuelven con un tenedor de madera. Hasta que todo esté, entre blanco y amarillo-yema. Ahora se esparcen por encima, y ya. Listo para zampar.

La receta para descargar: 20/02/2015: PATATAS IMPERIALES (Las recetas del Julio)

Esta entrada fue publicada en COCINA y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *